Foro Plantas
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más Información.

Carmona

Carmona
« en: 03 de Septiembre de 2016, 08:04:36 pm »

Bonsái Carmona
Cultivo de un bonsái Carmona
El ehretia buxifolia o carmona microphylla, conocido comúnmente como árbol de té o carmona, es una especie perenne de origen asiático de rápido crecimiento, provista de hojas de color intenso y brillante, diminutas y aromáticas flores blancas y pequeños frutos rojos que le otorgan gran belleza, de fácil multiplicación por esquejes en cualquier época del año, acepta el moldeado en cualquier estilo de bonsái y se adapta perfectamente a los ambientes interiores, por lo cual representa una inigualable elección dentro del arte del bonsái.

Carmona

Ambiente adecuado para su cultivo
El bonsái carmona requiere de un ambiente bien iluminado pero evitando siempre la luz solar directa, fresco y húmedo, pero protegido de las temperaturas muy bajas, ya que no tolera el frio.
Requerimientos de suelos, riego y abonado
Esta especie puede ser cultivada en tierra para plantas de interior, con abundante riego y pulverización diaria del follaje durante la época de verano y moderada en invierno, pero  manteniendo siempre la humedad constante de la tierra. Hay que tener en cuenta que si las raíces se secan, ya el bonsái no podrá ser recuperado. El carmona requiere un abonado cada quince días desde primavera hasta otoño y una vez al mes en invierno, conservando una pausa de mes y medio durante los días más calurosos.
Recomendaciones de Poda y Trasplante
La poda del bonsái carmona puede realizarse durante cualquier época del año. Es recomendable, ya que es una especie de crecimiento rápido, realizar el trasplante después de dos o tres años, conjuntamente con una ligera poda de raíces.
Alambrado del bonsái carmona
Aunque el bonsái carmona no requiere de alambrado para su correcta formación, si lo desea puede colocar alambre de cobre cuando los brotes estén maduros, en cualquier época del año y mantenerlos no más de seis u ocho semanas.