Foro Plantas
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más Información.

Naranjo

Naranjo
« en: 10 de Junio de 2016, 07:06:27 pm »

Bonsái naranjo
Cultivo de un bonsái naranjo
El citrus spp, conocido como naranjo, limonero, mandarino o cítrico, son especies de origen asiático, de hojas perennes de color verde oscuro brillante, rígidas y pequeñas, aromáticas flores blancas (azahares) y frutos muy apreciados, de crecimiento lento, características que junto a la facilidad de cultivo lo convierten en una especie muy popular dentro del arte del bonsái en diferentes estilos, logrando formar mediante esquejes ejemplares iguales al original.
Condiciones adecuadas para el cultivo bonsái naranjo
El bonsái naranjo es una especie que requiere de luz solar directa para su óptimo desarrollo y producción de frutos y flores, pero puede ser cultivado bajo condiciones controladas en ambientes interiores a fin de protegerlo de las temperaturas bajas y las corrientes de aire que no tolera.

Naranjo

Suelos, Riego y Abonado bonsái naranjo
Los sustratos preferidos del naranjo deben contener un alto contenido de nutrientes y pH neutro. El naranjo necesita un abonado semanal durante la época de primavera y verano con abono líquido para favorecer la floración y fructificación. Es importante un riego abundante y un buen drenado.
Recomendaciones de Poda y Pinzado
La poda del bonsái naranjo puede realizarse en cualquier época del año a fin de eliminar ramas secas y mantener el diseño, evitando asi el alambrado pero lo usual es podarla antes de la primavera, eliminando también las flores marchitas y prevenir la proliferación de hongos y el pinzado debe realizarse durante el periodo de mayor desarrollo de la planta para despuntar las hojas más grandes.
Trasplante del bonsái naranjo
El trasplante del bonsái de naranjo es recomendable ejecutarlo al inicio cada uno o dos años y después cada tres o cuatro años, siempre al inicio del periodo de primavera, antes del brote, aprovechando el trasplante para sanear y trabajar las raíces gradualmente, en proporción al crecimiento de la planta.